Cómo planificar un Baby Shower sin estresarse

Cómo planificar un Baby Shower sin estresarse

  1. Reparte el trabajo. La planificación de un Baby Shower con una o dos amigas aliviará la carga y hará el trabajo más divertido. Si bien tener muchas co-anfitrionas puede complicar las cosas, si varias amigas se ofrecen a ayudar, no hay por qué rechazar la ayuda. Delegar tareas pequeñas, como recoger las flores o corroborar la información de las invitaciones. Ellas apreciarán ser incluidas y tendrás una cosa menos que hacer.
  2. Contrata ayuda profesional. Si el presupuesto lo permite, considera contratar a una empresa que proporciona el servicio de elaboración de comida y bebidas o una persona para la limpieza que pueda poner todo en orden antes o después de la fiesta.
  3. Planifica, planifica, planifica con anticipación. No esperes hasta el último minuto. Usa nuestro “Calendario de cuenta regresiva para un Baby Shower” y la “Lista de control para un Baby Shower” para mantener las cosas organizadas y bajo control desde el principio. Recuerde, mientras más anticipes, si se trata de la elaboración de adornos o la preparación de la comida, más fácil será el día del Baby Shower.
  4. Se flexible. No importa lo cuidadosamente que planifiques todo, existen situaciones imprevistas que surgen de un modo u otro. No dejes que esto te desconcierte y recuerda, ¡lo más importante de un Baby Shower es divertirse!

También te puede interesar: