responsive

¿Cómo limpiar los dientes de tu bebé?

Estos consejos para una sonrisa sana deben ser aplicados incluso antes que tu bebé tenga dientes, la higiene bucal y el uso del cepillo de dientes es algo que debe enseñarse a los niños desde temprana edad, pero por supuesto los bebés son tan delicados que a veces puede dar un poco de miedo hacerlo, pues para que dejes las preocupaciones a un lado, estos son consejos rápidos sobre cómo limpiar las encías y los dientes de la luz de tus ojos.

- ¿Aún sin dientes?

Esto significa que es momento de mantener las encías limpias: usa un paño, muselina o un dedo limpio y pásalo suavemente sobre las encías de tu bebé, hazlo las veces que consideres necesarias y asegúrate que queden bien limpias.

- Los dientecitos hacen su aparición

Ahora sí hay que cepillar y esta es una forma práctica y segura de hacerlo: la cantidad de pasta dental que vas a poner en el cepillo dental debe tener una dimensión similar a la de un grano de arroz.
Respecto la pasta dental: Asesórate con tu pediatra respecto a los productos que debes usar con tu bebé, la pasta dental debe contener cantidades mínimas de flúor para el cuidado de los dientecitos del pequeño, sin embargo, es una sustancia que debe ser manejada con cuidado y no se debe dejar al alcance de niños, ingerirla en grandes cantidades puede ser perjudicial para el bebé.

- Los mejores momentos

Te recomendamos cepillar los dientes en las mañanas y por la noche luego de la última comida así tendrá dulces sueños con su boquita limpia.
Siempre enjuaga la boca de tu bebé después de cada cepillado, así estás segura que la higiene bucal fue completa.
¡Importante! Queremos ver el cepillado como una especie de juego entre tu bebé y tú, pero debes supervisarlo todo el tiempo, principalmente mientras le permites manipular el cepillo de dientes para que se familiarice con él, aún sus manos no tienen el control ni la coordinación suficiente para manejarlo adecuadamente y debemos evitar que se lastimen. Si te da mucho temor dejar que tu bebé tenga el cepillo en sus manos, es fácil encontrar unos modelos que se adaptan a tu dedo y tú misma te encargas de cepillarlo, pero no abuses, como te dijimos antes, el bebé debe sentirse cada vez más cómodo usando el cepillo de dientes con sus propias manitas.

- Visita el dentista

Hazlo antes que tu bebé cumpla un año y a partir de que le empiecen a salir los dientes, visítalo cada seis meses para que se haga el control rutinario igual que en el caso de los adultos.
Para tener en cuenta
La llamada caries del biberón resulta del contacto entre líquidos naturalmente azucarados (leche, fórmula, jugo de frutas) y los dientes del bebé. Las bacterias de la boca se multiplican en el azúcar pegado y generan ácidos que destruyen los dientes.

Estas son unas recomendaciones sencillas para que prevengas la caries en tu bebé:

1. Cepillarse dos veces al día

Como te lo mencionamos anteriormente y a diferencia de los adultos que, según recomendaciones, debemos cepillarnos tres veces al día, en el caso de los bebés dos están bien, una en la mañana y la segunda en la noche, hazlo después de darles la leche.

2. Enjuague sin falta

Además de enjuagar la boquita del bebé después de cada cepillado, también es fundamental enjuagar su boca después de cada comida o bocadillo que le des.

3. Práctica no recomendada

Evita al máximo acostar al bebé con el biberón, esto además de ser propenso a generar caries, es una práctica que también puede resultar bastante peligrosa.
Sigue estos consejos rápidos para cuidar los dientecitos de tu bebé y esa sonrisa se mantendrá preciosa siempre. ¡Hasta la próxima!

También te puede interesar: