Comprende el Lenguaje infantil

Aunque sea un bebé, los sonidos de tu bebé te pueden decir mucho acerca de lo que está sucediendo en su mundo. ¿Te preguntas qué significan "gu" y "ga"? Esta guía del lenguaje infantil etapa por etapa puede ayudarte a aclarar las dudas. Siempre es útil recordar que leer y compartir un libro con un niño a cualquier edad es de gran ayuda para el desarrollo del lenguaje.

1 mes

Después de pasar aproximadamente nueve meses en un ambiente tranquilo, tu bebé probablemente esté sobresaltado por todos los nuevos sonidos y sensaciones. Su llanto, movimientos rápidos y suspiros pueden significar que está experimentando algo nuevo. Pueden ayudarte a comprender mejor cuando él siente hambre o cansancio.

4 meses

A esta edad, tu bebé puede comenzar a imitar los ruidos que ha estado oyendo desde su nacimiento. Escucha cómo tu bebé baja y sube el tono de la voz cuando balbucea, una señal segura de que está copiando la inflexión de tu voz. Alienta esto hablándole lentamente y con el mayor cuidado posible.

6 a 8 meses

Tu hijo puede comenzar a gatear a esta edad. Puedes observar que apunta a sus juguetes mientras balbucea, un excelente ejemplo de la comunicación temprana. Algunos bebés dicen sus primeras palabras en esta etapa, a menudo mamá o papá.

12 a 18 meses

Tu bebé probablemente aprenda algunas palabras más en los próximos meses. Quizás también comience a imitar conversaciones balbuceando con pausas y responda a las preguntas. Aunque su vocabulario es aún limitado a esta edad, entiende mucho de lo que dices. Sigue hablándole para estimular el desarrollo de su lenguaje.

18 a 24 meses

Ahora que tu hijo ha dominado un buen número de palabras, empezará a unirlas para crear oraciones simples. A medida que avanza, notarás que es más fácil comunicarse, y esta será una meta muy bienvenida para ambos.

Logros individuales

Al igual que con todas los logros de los bebés, los niños desarrollan las habilidades lingüísticas a su propio ritmo. Tu nuevo bebé es único y quizás requiera más o menos tiempo que otros para empezar a hacer sonidos y gestos. Antes de que te des cuenta, tu hijo llegará a la etapa de preescolar siendo muy locuaz, ¡y la paz y la tranquilidad serán una cosa del pasado!