¿El bebé suele hablar sólo por las noches?

¿Tu hijo habla solo cuando está solo en la cama? Sus monólogos pueden ayudarte a darle sentido a tu día. Al menos, esa es la teoría de Katherine Nelson, una psicóloga de la Universidad de la Ciudad de Nueva York. Nelson y sus colegas estudiaron las "charlas en la cuna" y observaron que eran muy enriquecedoras.

Nuevas experiencias en el mundo

Sus evidencias muestran que los niños pequeños que charlan solos están recreando su mundo al volver a contar e interpretar sus experiencias clave, tales como que los dejen en la guardería o que conozcan una nueva mascota. Al hablar sobre estas experiencias, tu hijo les encuentra un sentido y esto, a su vez, mejora el desarrollo de su sentido de sí mismo.

Escucha y aprende

Estas reflexiones especiales son parte del crecimiento de las habilidades emocionales y cognitivas de tu hijo. Por lo tanto, escucha lo que te quiere decir sin interrumpirlo. No te sorprendas si escuchas que imita tu voz enojada o de una charla tranquila. Está repasando todo lo que le pasó, que naturalmente incluye lo que sucede en tu familia.

Sobre el contenido aquí publicado

La información de este artículo se basa en las recomendaciones de expertos que se encuentran en fuentes rigurosas: médicas, institucionales y/o gubernamentales. En ninguna circunstancia, el contenido de esta página debe reemplazar las sugerencias médicas y/o de especialistas. Es responsabilidad del lector siempre acudir a los profesionales para obtener orientación precisa. Para más información de nuestros lineamientos editoriales, consulta el apartado Ética Editorial de Pampers®.