A63_2

Rutina de sueño para dormir al bebé

Como todos los nuevos padres ya saben, poner al bebé en la cama y conseguir que tenga una buena noche de sueño puede ser todo un desafío. Desarrollar buenos hábitos a la hora de dormir es clave, especialmente alrededor de los cuatro meses. Es en esta etapa donde necesita que le des una estructura y coherencia a los patrones de sueño.

Rutina para dormir

Tu bebé se acostumbrará a dormir donde quiera que lo acuestes. Si se duerme en tus brazos o en la cama, entonces allí es donde espera dormir toda la noche, cada noche. Así que si quieres que duerma en su propia cama, acuéstalo allí mientras está somnoliento, pero aún despierto.

Despeja el área

El lugar donde duerma tu bebé debe estar libre de:

  • Almohadas
  • Frazadas
  • Protectores para cuna
  • Animales de peluche y juguetes
  • Colchones que dejen demasiado espacio con el marco de la cama
  • Humo

Desarrolla una rutina

De pequeño, tu bebé atravesará un ciclo de sueño poco profundo cada dos o tres horas, pero a esta altura debería aprender cómo dormirse y llegar a un sueño profundo por sí solo.

Tu rutina de la hora de dormir puede incluir lo siguiente:

  • un baño
  • estar en brazos o en una silla especial
  • una canción o un arrullo*
  • leerle un cuento
  • acurrucarse con una manta especial

Una vez que tu bebé descubra su propia forma de retomar el sueño durante la noche, ambos dormirán mucho mejor. Así que, aunque pueda resultar difícil, prueba con esperar un poco antes de levantarte a ver qué le sucede ante el primer lloriqueo. Los estudios* indican que casi todos los bebés se despiertan al menos una vez por noche. A las 3 semanas de nacidos, el 90 % de los bebés se despierta y avisa a sus padres mediante el llanto. Pero ya a los 3 meses de edad, solo el 50 % avisa que se despertó, mientras que el otro 50 % de los bebés suele tranquilizarse por sí solo y se vuelve a dormir. Los expertos del sueño coinciden en que los padres pueden ayudar al bebé a autotranquilizarse. Así que dale tiempo para que se vuelva a dormir solo si se trata de un lloriqueo suave, pero por supuesto que si no se tranquiliza, entonces debes ayudar a calmarlo. Te tomará un par de noches, pero rápidamente dominará esta práctica.

Cuanto antes puedas comenzar a entrenar a tu bebé con un buen ritual a la hora de dormir, antes sabrá qué esperar él.

Acerca de los arrullos

¿Sabías que los arrullos de todo el mundo comparten características musicales similares, aunque las letras, el idioma y las melodías sean distintas? Para mantener a tu bebé en calma antes de la hora de dormir, arrúllalo.

*Anders, T.F., Halpern, L.F., Hua, J. Sleeping through the night: a developmental perspective. Pediatrics, 1992. 90: 554.

También te puede interesar: