Disciplina en los niños: ser consistente

Si mamá y papá aún no han tenido una conversación íntima sobre la disciplina de los hijos, este es el momento. Puedes sorprenderte al descubrir que sus puntos de vista son bastante diferentes, y lo que tu hijo más necesita ahora es coherencia. Naturalmente, cada uno de ustedes tuvo experiencias diferentes en su propia infancia que perfilaron su modo de ver la disciplina, pero necesitarán buscar un enfoque que ambos acepten.

Situarse en la misma página

A tu hijo le irá bien, ya sea que crezca en un hogar estricto o en uno indulgente (con sus límites en cada extremo), pero las divisiones dentro del hogar pueden ser perjudiciales. Si papá y mamá no se ponen de acuerdo en qué tipo de crianza le darán, el niño no sabrá qué esperan de él y rápidamente descubrirá cómo poner a uno en contra del otro. Así que siéntense y hablen abiertamente. Prepara tus estrategias. Interpretar, reflexionar y trabajar juntos para elaborar un plan de disciplina es una tarea simple y efectiva. Recuerda, lo más importante que le das a tu hijo luego del amor es la disciplina.

Sobre el contenido aquí publicado

La información de este artículo se basa en las recomendaciones de expertos que se encuentran en fuentes rigurosas: médicas, institucionales y/o gubernamentales. En ninguna circunstancia, el contenido de esta página debe reemplazar las sugerencias médicas y/o de especialistas. Es responsabilidad del lector siempre acudir a los profesionales para obtener orientación precisa. Para más información de nuestros lineamientos editoriales, consulta el apartado Ética Editorial de Pampers®.