A268_2

Cómo ayudar a tu hijo mayor a recibir a su nuevo hermanito

La llegada de un nuevo bebé al hogar puede ser la primera vez en muchas situaciones: puede ser la primera vez que tienes un niño o una niña y también la primera vez que tu hijo más grande es hermano o hermana mayor.

Cómo preparar a los hermanos para la llegada del bebé:

  • Cuando estás embarazada, debes hablarles sobre la llegada del bebé y lograr que se entusiasmen con la idea de ser hermano o hermana mayor.
  • Luego del nacimiento, haz que participen en los cuidados del bebé. Pídeles que te alcancen un pañal o que te ayuden a escoger las prendas que lucirá el bebé ese día.
  • Cuando recibas visitas, deja que tu hijo mayor sea quien presente a su nuevo hermanito o hermanita bebé.
  • Si el bebé recibe muchos regalos, será de ayuda que el niño también reciba algunos regalos, quizás de los que recibe el bebé.
  • La seguridad está primero. Es importante destacar que los niños menores de 5 años no deben quedarse solos al cuidado del bebé.

Los hermanos mayores serán, eventualmente, un gran entretenimiento para los más pequeños, pero las relaciones de buenos hermanos no se dan de un día para otro. Es bastante común que el hermano o hermana mayor sienta celos del bebé, e incluso revierta su comportamiento al de un bebé para llamar la atención.

Que el hermano mayor se adapte a su nuevo rol puede ser un desafío. Deben aprender a compartir todo: su espacio, sus juguetes y, en especial, a ti. A continuación, te brindamos algunos consejos para lograr que tu hijo mayor se relacione con su hermano menor:

  • Asígnale nuevas tareas de cuidados del recién nacido. Los bebés recién nacidos requieren mucha atención, de modo que si le das participación, podrás pasar tiempo con tus hijos y ellos se podrán conocer.
  • Incita a tu hijo a que haga preguntas. Es probable que tenga curiosidad respecto a lo que sucede. Aprovecha esta oportunidad para enseñarle qué esperar, de modo que comprenda que los bebés recién nacidos necesitan dormir muchas horas y deben aprender a interactuar con el resto. Así sabrá que debe tener paciencia.
  • Haz que compartir y otras actividades se conviertan en un juego.
  • Comparte un momento de calidad con tu hijo mayor todos los días. Esto hará que se sienta seguro de que lo amas de la misma forma y de que valoras el tiempo que pasan juntos.

También te puede interesar: