Prevención de quemaduras solares del bebé

Tratamiento de las quemaduras

Si tu hijo se quema con el sol, colócale un paño húmedo y fresco sobre la piel afectada 20 minutos como mínimo para calmar su incomodidad. Tu médico quizá te recomiende ibuprofeno o acetaminofén. Una pomada oleosa como la vaselina o una loción humectante como el aloe vera le ayudarán a sanar la piel, a aliviar su malestar y a evitar la resequedad de la piel. Si la quemadura se ampolla, es una quemadura de segundo grado y debe verlo un médico.

Obtén más información sobre los cuidados de la exposición solar.

El petrolato tiene beneficios oclusivos. Esto significa que funciona formando una capa protectora en la superficie de la piel y creando una barrera para evitar la pérdida de humedad. También puede ayudar al proceso de curación en bebés con dermatitis del pañal.

Dra. Mary Sommerland, (Dermatóloga Consultora, Reino Unido)

Nota:

Evita que la piel vuelva a quemarse: cualquier piel que ha sido dañada por el sol debe recibir protección extra durante todo un año.

Sobre el contenido aquí publicado

La información de este artículo se basa en las recomendaciones de expertos que se encuentran en fuentes rigurosas: médicas, institucionales y/o gubernamentales. En ninguna circunstancia, el contenido de esta página debe reemplazar las sugerencias médicas y/o de especialistas. Es responsabilidad del lector siempre acudir a los profesionales para obtener orientación precisa. Para más información de nuestros lineamientos editoriales, consulta el apartado Ética Editorial de Pampers®.