Cólicos en bebés: llanto por cólicos

Todos los bebés –desde las 3 semanas y hasta los 3 meses– tienen un período de enojo en algún momento del día. Sin embargo, algunos bebés lloran tres horas al día o más, tres o más días a la semana, durante tres o más semanas continuas. Estos niños (en general, el 15 por ciento de los bebés) tienen cólicos.

**

Llanto por cólicos

**

Los niños que tienen un temperamento más sensible y un poco más intenso parecen más propensos a sufrir cólicos. Su emoción por la vida parece desbordarse al final de cada día. Sin embargo, no todos los niños desarrollan cólicos. Sabrás si tu hijo los padece para el momento en que tenga entre 4 y 6 semanas. El llanto causado por los cólicos es intenso, fuerte e inconsolable. Los bebés con cólicos a veces parecen estar sufriendo. El motivo es que cuando los niños lloran, tragan aire, por eso los bebés con cólicos con frecuencia tienen el estómago distendido y gases.

Todos los bebés –desde las 3 semanas y hasta los 3 meses– tienen un período de enojo en algún momento del día. Sin embargo, algunos bebés lloran tres horas al día o más, tres o más días a la semana, durante tres o más semanas continuas. Estos niños (en general, el 15 por ciento de los bebés) tienen cólicos.

**

Llanto por cólicos

**

Los niños que tienen un temperamento más sensible y un poco más intenso parecen más propensos a sufrir cólicos. Su emoción por la vida parece desbordarse al final de cada día. Sin embargo, no todos los niños desarrollan cólicos. Sabrás si tu hijo los padece para el momento en que tenga entre 4 y 6 semanas. El llanto causado por los cólicos es intenso, fuerte e inconsolable. Los bebés con cólicos a veces parecen estar sufriendo. El motivo es que cuando los niños lloran, tragan aire, por eso los bebés con cólicos con frecuencia tienen el estómago distendido y gases.

Sobre el contenido aquí publicado

La información de este artículo se basa en las recomendaciones de expertos que se encuentran en fuentes rigurosas: médicas, institucionales y/o gubernamentales. En ninguna circunstancia, el contenido de esta página debe reemplazar las sugerencias médicas y/o de especialistas. Es responsabilidad del lector siempre acudir a los profesionales para obtener orientación precisa. Para más información de nuestros lineamientos editoriales, consulta el apartado Ética Editorial de Pampers®.