Mama jugando con su hija juegos de imitación

A medida que tu niño pequeño continúa creciendo y madurando, es posible que comience a ver la magia del juego de imitación en acción. El juego de la imitación para los niños pequeños es una parte central de su desarrollo general, involucrando y potenciando el lenguaje, las habilidades sociales y emocionales, la creatividad y la resolución de problemas. 

Continúa leyendo para averiguar qué es el juego de imitación, cuáles son sus beneficios y cómo fomentarlo en tus hijos. 

¿Qué es el juego de imitación?

¿Alguna vez has visto a tu pequeño explorador perdido en un mundo de imaginación? Tal vez esté disfrazada como una hada o dando vueltas como un superhéroe; teniendo una fiesta de té con sus ositos de peluche; o cavando en busca de oro en el patio trasero. ¡Todos estos son ejemplos de juegos de imitación!

A veces, el juego de imitación se llama “juego simbólico” y se refiere a cuando los niños usan el lenguaje, los gestos y los accesorios para crear escenarios irreales e imaginarios. Este juego también se conoce como: 

  • Juego imaginativo

  • Juego creativo

  • Juego de fantasía

No importa qué nombre se use, el juego de imitación ayuda a tu pequeño a comprender el mundo que lo rodea y aumenta su desarrollo físico y cognitivo. Incluso puedes ver a tu hijo imitando a un adulto o actuando en las tareas del hogar, ya que el juego de imitación también permite a los niños pequeños aprender sobre la interacción social y el comportamiento. 

Por supuesto, para los niños pequeños es muy divertido, además de ser una parte importante en su desarrollo. 

¿Cuándo comienzan los niños con los juegos de imitación?

El juego de imitación generalmente comienza cuando tu hijo tiene entre 2 y 3 años. Cuando tu niño pequeño llega a la edad de estas actividades, se vuelve más consciente de la función de los objetos. Puedes verlo parloteando en un teléfono de juego, haciendo sonidos de sirena cuando empuja un camión de bomberos de juguete o alimenta a su muñeca. 

Luego, a medida que tu niño pequeño hace la transición a un niño en edad preescolar, su juego se vuelve más creativo, elaborado y físico, ¡y su imaginación no tiene límites! Los objetos cotidianos se convierten en herramientas para el mundo imaginario de tu hijo. Por ejemplo, una manta puede convertirse en una capa o se puede usar plastilina para un delicioso festín.

En resumen

El juego de imitación también se conoce como “juego simbólico”, en el que los niños usan lenguaje, gestos o accesorios para crear escenarios imaginarios. Entre los 2 y 3 años de edad, es probable que tu niño pequeño comience a participar en juegos de imitación a medida que se vuelve más consciente de la función de los objetos. En los preescolares se vuelve más elaborado y creativo.

Los beneficios del juego de imitación

Puede ser fascinante ver el juego de imitación de tu niño pequeño y ver cuánto lo disfruta. A medida que tu aventurero en ciernes crea un mundo mágico lleno de ideas fantásticas, aprende y desarrolla muchas habilidades importantes. Estos son algunos de sus beneficios en el desarrollo de tu hijo:

  • Construye el lenguaje. Cuando tu hijo haga un juego de roles o imite a un adulto, usará palabras y frases que escuchó de las palabras que lo rodean. Tu pequeño también puede comenzar a recrear o inventar sus propias historias. Esto les ayuda a comprender el poder del lenguaje y desarrollar sus habilidades.

  • Fomenta las habilidades sociales y emocionales. A través del juego de roles con amigos, tu hijo puede aprender a cooperar con otros y experimentar con roles sociales. Por ejemplo, el juego de imitación con una muñeca o un oso de peluche puede enseñarle a tu pequeño como cuidar algo y desarrollar empatía. También puede lidiar con sus propias emociones, culpa y conflictos a través del juego de roles. 

  • Nutre la creatividad. Cuando tu pequeño está jugando a imaginarse o se disfraza, está enriqueciendo su imaginación y habilidades creativas. Tal vez se transforme en médico o asigne roles cuando juega a la casita.

Dale play y descubre cómo apoyar las habilidades motrices de tu bebé.

  • Promueve la resolución de problemas. El juego de imitación ayuda a tu pequeño a aprender y desarrollar sus habilidades de pensamiento mientras resuelve problemas de manera creativa. Por ejemplo, tu hijo puede usar y desarrollar estas habilidades al construir un fuerte con mantas y evitar que se caiga.

5 consejos para fomentar el juego de imitación

Tu apoyo y entusiasmo prepararán el escenario para el juego de imitación de tu hijo y todo tipo de desarrollo y actividad creativa. Aquí hay algunas maneras de fomentar este juego para tu niño pequeño y de preescolar:

Fomenta el juego de imitación alimentando su fantasía, con vestuario, creatividad, leyéndole y limitando el uso de pantallas.

1. Alimenta la fantasía

Cuando tu hijo esté en su propia pequeña tierra de fantasía, trata de no traerlo de regreso a la Tierra. Alimenta su fantasía haciéndole preguntas sobre su juego de imitación. 

Si tu hijo está jugando como un superhéroe, pregúntale qué superpoderes tiene o a quien ha salvado hoy. Quién sabe, ¡puede que incluso te invite a asumir un papel de superhéroe y te unas a la diversión! Esta forma de juego no sólo será divertida para tu hijo, sino que hacer preguntas también puede fomentar el desarrollo de habilidades del lenguaje. 

2. Oferta de utilería y vestuario 

¿Qué mejor manera de alentar el juego de imitación de tu niño que brindándole las herramientas para crear su propio mundo imaginario? Los disfraces y accesorios para su juego tampoco tienen que costar mucho; por ejemplo, puedes darle a tu pequeño algo de tu ropa vieja (sombreros, bufandas, vestidos, etc) para un juego de disfraces divertido y económico. 

También podrías proporcionarle a tu pequeño explorador una caja de cartón grande y otros objetos simples. Es posible que te sorprendas de lo que puedes despertar en su imaginación. Navegará los mares en su caja de barco de pirata; transformarlo en majestuoso castillo; o volar a la luna en su nueva nave espacial. ¡Los niños fingen que el mundo no tiene límites!

3. Fomentar la construcción y la creación.

¡Proporciónale a tu hijo bloques de construcción, juegos de construcción, materiales de arte y manualidades y míralo crear! A los niños les encanta construir y usar la imaginación para crear torres, edificios, tierras mágicas, vehículos, animales y muchas cosas más. Es posible que desees sugerir algunas ideas divertidas de arte y manualidades, cómo hacer máscaras o títeres de papel para los dedos, para brindarles horas de diversión creativa. Estos tipos de juegos de imitación no solo despiertan su creatividad e imaginación, sino que también desarrollan sus habilidades para resolver problemas y la coordinación de ojo-mano. Puedes alentar el juego pidiéndole que construya la torre más alta o que cree la casa de sus sueños para su muñeca. 

4. Léele a tu hijo

Leerle a un niño desde una temprana edad también puede fomentar el juego de la imitación y la imaginación. Las historias pueden abrir nuevos mundos y personajes para tu pequeño, así como promover las habilidades lingüísticas, y hay tantos libros infantiles maravillosos para elegir. Ve a una biblioteca o consulta esta lista de algunos de los mejores libros infantiles para tu niño pequeño para obtener ideas. 

Durante la lectura, podrías hacerle preguntas a tu hijo como: “¿qué crees que pasará después?” o “¿qué harías si fueras esta persona?” Los libros de cuentos pueden tener infinitas posibilidades para el juego de imitación; puedes alentar a tu hijo a representar su parte favorita de la historia o su personaje favorito. Incluso puedes verlo recreando la historia durante el juego de imitación con sus amigos.

5. Limite el tiempo de pantalla

En un mundo dominado por pantallas y dispositivos, las interacciones sociales de la vida real y los juegos de imitación son vitales para el desarrollo de tu hijo. Es importante prestar atención a cuánto tiempo pasa en pantalla tu pequeño y comprender los efectos de demasiado tiempo en la pantalla en su desarrollo.

Los expertos sugieren limitar el tiempo de pantalla (TV, tabletas, teléfonos inteligentes, computadoras portátiles) a un máximo de una hora por día para niños de 2 a 5 años. Cuando tenga tiempo en pantalla, considera que lo disfruten juntos en lugar de que esté solo. Pueden ver programas educativos apropiados para su edad o acurrucarse juntos viendo una película divertida y comer bocadillos. 

En resumen

Para fomentar el juego de imitación de tu hijo y nutrir su imaginación, puedes proporcionarle herramientas que lo ayuden en su juego de imitación, como disfraces, cajas de cartón, juegos de cocina, artículos para manualidades, plastilina, bloques de construcción/juegos de construcción, muñecas/juguetes de peluche y libros. Incluso puedes involucrarte en el juego actuando con tu hijo o participando en la narración de cuentos. Trata de limitar el tiempo de pantalla a una hora por día como máximo.

Preguntas frecuentes

Preguntas frecuentes

Los ejemplos de juegos de imitación incluyen:


  • Juegos de roles y disfraces
  • Alimentar a una muñeca
  • Fiesta del té con osos de peluche
  • Imitar las tareas del hogar
  • Convertir un objeto simple en algo creativo (por ejemplo, una casa de cartón se convierte en un cohete especial)


Lo más importante

  • Aprovecha al máximo estos años mágicos cuando tu hijo se lance al juego de la imitación. A medida que explore el mundo que lo rodea, el juego será una parte importante de su desarrollo general, desarrollando habilidades lingüísticas, sociales, emocionales, de resolución de problemas, y habilidades creativas brindándole horas de diversión. 

Para fomentar este desarrollo, mira con asombro mientras te presentan un espectáculo. Alienta y promueve sus ideas fantásticas y proporciónale las herramientas que necesita para nutrir su imaginación.

Fuentes