semanas de embarazo 9

Tu Bebé a las 9 Semanas de Embarazo

A estas semanas de gestación, tu bebé tiene el tamaño de una cereza.

Su carita

Los pequeños rasgos faciales continúan desarrollándose esta semana, incluida una nariz y párpados más prominentes. Arriba, la cabeza es grande en comparación con el cuerpo, mientras que abajo, los dedos pequeños ahora son visibles.

No más cola

En este momento tu bebé se conoce como feto y se ve cada vez menos como una mancha rosada ahora que la cola ha desaparecido. Esta semana su tronco se ha enderezado y estirado y tu pequeño mide cerca de 2,5 cm (una pulgada) de largo.

Aceleración del crecimiento

Estas 9 semanas de embarazo es un período crítico para el desarrollo de los brazos y las piernas de tu bebé; sus piernas se alargan y las protuberancias que luego se convertirán en los dedos de los pies han comenzado a aparecer. 

Mientras tanto, los brazos se han alargado y han comenzado a doblarse a la altura del codo. También se está formando una estructura básica de la mano, con los dedos y el pulgar. El resto del cuerpo no se queda atrás, el hígado, la vesícula, el bazo y la glándula suprarrenal de tu bebé se están desarrollando. 

En movimiento

¡Las nueve semanas marcan el comienzo del período de baile! Tu pequeño ha comenzado a moverse enérgicamente en respuesta a los estímulos externos al cuerpo. Trata de ser paciente: Deberás esperar semana a semana, hasta el segundo trimestre, para sentir realmente estos movimientos. 

Calcula la fecha de nacimiento de tu bebé con la Calculadora de Embarazo de Pampers.

Tu embarazo a las 9 semanas

En esta semana quizá tu médico solicite con más frecuencia pruebas diagnósticas, como análisis de sangre y de orina.

Haz lugar para la leche

Tus pechos probablemente han aumentado de tamaño, están más pesados y sensibles al tacto en este momento, no te asustes, es parte de un embarazo normal y, aunque continuarán creciendo a medida que tu embarazo progrese, la sensibilidad disminuirá hacia el final del cuarto mes. Es posible que comiences a ver pequeños bultos blancos en tus areolas (la parte oscura de tu pezón); estas glándulas, llamadas glándulas de Montgomery, producirán aceites para mantener tus pezones húmedos mientras estés amamantando. 

Visita la piscina 

Muchos expertos consideran que nadar es el mejor ejercicio para las mujeres embarazadas, dado que es suave para tus articulaciones. La hormona relaxina que ahora corre por tu cuerpo hace que se relajen tus articulaciones para que tu pelvis pueda expandirse durante el parto. Si bien esto te ayudará durante el parto, asegúrate de evitar cualquier ejercicio que podría exigir mucho a tus articulaciones mientras tanto.

Micción frecuente

Tu bebé continúa creciendo y tu útero presiona tu vejiga, esta es la causa de esos viajes continuos al baño. Esta necesidad de orinar con más frecuencia también puede deberse al aumento del volumen de sangre en tu cuerpo, lo que hace que tus riñones trabajen horas extras.

Sin embargo, que tu solución no sea beber menos agua, ya que mantenerse hidratada es importante, lo que sí trata de ir al baño antes de salir por la puerta o antes de ir a una reunión larga. Si notas una sensación de ardor o dolor al orinar, llama a tu médico, ya que esto puede ser un signo de una infección del tracto urinario.

Fatiga

Debido al incremento de los niveles de la hormona progesterona durante el primer trimestre, es probable que te sientas más somnolienta de lo habitual. Procura descansar lo más que puedas durante el día, especialmente si tienes problemas para dormir por la noche.

¿Sabías qué...?

Aún no lo sentirás, pero a estas 9 semanas de embarazo ¡el bebé ha comenzado a moverse! Los brazos del bebé ya son más largos y han comenzado a doblarse en el codo. Sus piernitas también han aparecido como protuberancias que se convertirán en los dedos del pie.