semanas de embarazo 37

Tu Bebé a las 37 Semanas de Embarazo

Tu bebé mide como un atado de acelga. Probablemente tu bebé mide más de 48 cm (19 pulgadas) de largo y pesa entre 2,7 y 2,9 kg (6 y 6,5 libras), casi su peso definitivo de nacimiento. Continuará aumentando 14 g (media onza) de grasa por día, lo que lo ayudará a regular su temperatura corporal y mantener estables los niveles de azúcar en sangre. El cerebro y el cráneo, a estas 37 semanas de embarazo, también siguen en crecimiento y desarrollo.

En descenso

¿Tu bebé se encuentra más abajo estos días? En esta semana 37 de gestación, el descenso, en el que se dice que la cabeza del bebé se encaja, quedando fija en la pelvis; esto puede ocurrir algunas semanas antes del nacimiento. Esta nueva posición más baja puede liberar un poco la presión de los pulmones y el diafragma, y hacer que sea más fácil respirar.

Tu embarazo a las 37 semanas

El negocio

A esta semana 37 de embarazo el bebé comienza a descender, la gran noticia es que ahora puedes respirar nuevamente. La no tan buena es que puedes sentir más presión en tu abdomen inferior y en tu pelvis. También cambia tu centro de gravedad nuevamente cuando tu bebé desciende, así que puede que estés más torpe que antes. 

¡Prepara el bolso!

Solo el 5 por ciento de los bebés nacen en su fecha de parto, así que es útil tener preparado el bolso por las dudas de que tu pequeño llegue antes de la semana 40. Limítate a lo necesario: un camisón cómodo, una bata cómoda, pantuflas o medias antideslizantes, un sostén de amamantar que sujete bien, artículos de tocador y ropa para regresar a casa, tanto para ti como para tu recién nacido. Descubre qué otras cosas debes preparar en el bolso para el hospital.

Controles minuciosos

Estás cerca de la semana 38 de embarazo y es necesario que tu médico disponga de todos los datos, para ello puede comenzar a realizar exámenes pélvicos en tus visitas prenatales semanales. Además, como parte de la historia clínica del embarazo, verá si tu cuello uterino se ha dilatado, es decir si empieza a prepararse para el parto y se ha abierto, o cerrado; a su vez buscará signos de trabajo de parto. Muchas mujeres comienzan a dilatar semanas antes del trabajo de parto real, mientras que otras no muestran ningún signo hasta el momento de ir al hospital. 

Tapón mucoso

Si el cuello del útero empieza a dilatarse, probablemente tengas la expulsión del tapón mucoso, que es una secreción transparente o de color marrón. Es importante saber diferenciar con la rotura de la bolsa amniótica: el tapón no tiene la misma consistencia que el líquido amniótico. También considera que si arrojaste el tapón mucoso no es señal de parto inmediato, aún puede tardar varios días.

¿Sabías qué...?

Probablemente escuches que a las 37 semanas de embarazo, tu bebé es considerado “prematuro.”  A pesar de que ya es lo suficientemente maduro como para vivir fuera del útero, el bebé necesita las próximas 3 semanas para aumentar de peso y darle a los pulmones y al cerebro un poco más de tiempo para madurar.